224
17 de diciembre de 2013
Víctor Pey CasadoVíctor Pey Casado frente a La Moneda

Fue entrevistado por Tomás Mosciatti en CNN

Víctor Pey, "estatua viviente" de la historia política de Chile y España

Víctor Pey Casado nació en Catalunya en 1915 y, tras la derrota de la República, arribó a Chile a bordo del Winnipeg en 1939. Difícilmente existe en Chile otra persona con su extraordinaria calidad humana y cordialidad, lucidez intelectual y buena memoria a los 98 años de edad y un sinfín de historias de su protagonismo político -en las alturas, pero siempre en bajo perfil-, tanto en la España de la República como en el Chile que se forjó desde 1939.

El ingeniero catalán, amigo de Salvador Allende y Pablo Neruda, entre otras muchas, pero muchas personalidades, y dueño no reconocido por el Estado Chile del diario Clarín (de Chile), que la dictadura cívico militar se apropió en 1973, con valiosos bienes raíces y edificios, y que los gobiernos “democráticos” de 1990-2013 jamás indemnizaron.

Pey fue amigo y confidente de Allende. Tuvo un rol importante como ingeniero en la producción de material de guerra en Catalunya para defender a la República. Evadió los campos de Concentración que el gobierno “socialista” de Leom Blum destinó a los refugiados republicanos españoles y, finalmente, conoció a Neruda, quien lo incluyó entre los más de dos mil pasajeros del legendario barco Winnipeg, cuando en 1939 el Presidente Pedro Aguirre Cerda comisionó al vate para traer a Chile refugiados en Francia de la guerra civil de España y, por los azares de la vida, diez años después Víctor escondió al poeta en su casa y lo sacó del país rumbo a Argentina, cuando el gobierno anticomunista de la época (Gabriel González Videla, 1946-1952) lo buscaba para llevárselo a una cárcel o al campo de concentración de Pisagua.

Víctor Pey todavía lucha para recuperar los bienes de Clarín, volver a sacar el diario y romper el duopolio mediático que ejercen en la prensa Agustín Edwards y Álvaro Saieh, a través de sus cadenas de diarios y radios de El Mercurio y Copesa/La Tercera.

Hay sentencias del CIADI (tribunal internacional del Banco Mundial para la sacrosanta inversión extranjera), que los sucesivos gobiernos chilenos, desde Aylwin a Piñera, no acatan, ni reconocen o dilatan, pero informan todo lo contrario por la prensa de Edwards y Saieh: que ganaron el juicio contra Pey.

Pey tiene mil historias políticas y desempeñó un rol clave, pero en su acostumbrado perfil bajo, para hacer posible la detención de Pinochet en Londres, al informarle a su amigo, abogado y compatriota español Joan Garcés el itinerario del entonces “senador vitalicio”. Mucho de esto lo contó en una brillante entrevista de 48 minutos que le hizo por CNN-Chile (de impronta editorial distinta al miamiero canal CNN Atlanta) el periodista y abogado Tomás Mosciatti, que puede verse en esta dirección: cnnchile.com/noticia/2013/12/11/victor-pey-yo-tenia-la-idea-clara-de-que-allende-pensaba-en-su-suicidio-como-una-solucion-politica (Ernesto Carmona, Mapocho Press).

Tomado de CNN-Chile:

Víctor Pey: “Yo tenía la idea clara de que Allende pensaba en su suicidio como una solución política”

El vicepresidente de la Fundación Salvador Allende (de España) profundizó en su relación con el ex Presidente, con Pablo Neruda y el fin del Diario Clarín.

En entrevista con Tomás Mosciatti, Víctor Pey, vicepresidente de la Fundación Salvador Allende, profundizó en su historia de vida y por qué se considera un anarquista, explicando que el concepto actual está ligado a los encapuchados que tiran bombas pero “el pensamiento anarquista consiste en el hecho de estar contra la determinación de un hombre sobre el otro”.

Como un amigo personal de Salvador Allende, Víctor Pey explicó que conoció al ex Presidente en una tertulia del fundador del Diario La Hora, Aníbal Jara, y que en la previa del golpe militar de 1973 hubo una reunión con el General Prats porque éste creía que la situación era inevitable, que el 10 de septiembre vio por última vez a Salvador Allende en La Moneda, pero que el 11 de septiembre conversaron por teléfono y éste le dio instrucciones de carácter personal y familiar.

“Él sabía que iba a morir, yo también sabía que iba a morir; alguna vez habíamos hablado de eso, pero la violencia era muy grande, la polarización era tremenda (...) Yo tenía la idea clara de que él pensaba en su suicidio como una solución política, porque a los 60 días de faltar el Presidente había que llamar a nuevas elecciones”, remarcó. “Cuando uno lee el discurso suyo, lo que él dice es que ‘pagaré con mi vida la lealtad del pueblo chileno’, de manera que estaba absolutamente estudiado por él, a mi juicio”, recalcó Pey.

Respecto al cierre del Diario Clarín durante la dictadura, que motivó su demanda contra el Estado de Chile, remarcó que la sentencia del Ciadi expresó que él es único dueño y que durante el gobierno de Eduardo Frei se indemnizó por 9 millones de dólares a otras personas. Así, Víctor Pey explicó que el laudo de 2008 es condenatorio, el cual se solicitó ser anulado desde el Estado, pero un tribunal especial indicará ahora el monto de la indemnización. “Me gustaría mucho que existiese un nuevo Clarín”, puntualizó.

Pey profundizó además en sus experiencias durante la Guerra Civil española, su época en un campo de concentración, su postura contra la guerra, su relación con Pablo Neruda y explicó que nunca fue ni comunista ni socialista.

Director responsable: Miguel Tapia González [director(a)zonaimpacto.cl] · Webmaster : Javier Tapia Donoso