224
17 de diciembre de 2013
En la cama

Cinco consecuencias de la falta de sexo

Por: Salud180.com / Excelsior.com.mx 

Los beneficios de tener relaciones sexuales de manera frecuente son muy conocidos, por lo que además de ser una actividad física placentera, es fundamental en la etapa reproductiva de los seres humanos; por lo contrario, la falta de sexo puede tener algunos efectos sobre la salud física, mental y emocional.

En la edad adulta, la falta de sexo está relacionada con varios factores. Uno de estos factores son las disfunciones, las cuales afectan tanto a hombres como a mujeres, como el descenso en la libido y problemas de erección, lo que además puede tener serias consecuencias a la salud en general.

Efectos de la falta de sexo

  1. Mal humor. De acuerdo con un estudio del sexólogo Norbert Livinoff, la falta de sexo puede afectar de manera particular en el humor de las mujeres, debido a que luego de un lapso considerable de tiempo sin relaciones, se muestran malhumoradas, irascibles y de difícil trato.
  2. Estrés. Una investigación de psicólogos de la Universidad de Gottinga, Alemania, explica que la falta de sexo en una pareja puede detonar estrés en ambos, así como mayor tensión en la relación y una importante carga de ocupaciones que los separa.
  3. Ataque cardiaco. Debido a que el sexo es considerado uno de los mejores ejercicios cardiovasculares, hacerlo de manera esporádica (o no hacerlo) se asocia con un mayor riesgo de ataque cardiaco y muerte súbita, sobre todo en mujeres, según un estudio de la Universidad de Tufts, Estados Unidos.
  4. Depresión. El bajo deseo sexual puede ser una consecuencia de la depresión, tanto en hombres como en mujeres; sin embargo, también puede ser una de sus causas, por lo que la falta de sexo puede llevar a un ciclo nocivo con este trastorno, explica la sicoanalista Cristina Castillo.
  5. Baja autoestima. La inseguridad es otro de los problemas de la falta de sexo debido a que poco a poco va minando nuestra autoestima y afectan nuestras relaciones personales.

La falta de sexo por periodos largos se ha relacionado con la disminución de la satisfacción personal y mutua, con desánimo y apatía en la comunicación, con rutina, aburrimiento, inercia y desinterés, que impactan en la calidad de vida de una persona, indican investigadores chilenos.

Cinco tips científicos para tener más sexo

El deseo sexual, desde el punto de vista fisiológico, es parte de la curva de respuesta del placer, la cual está compuesta por tres elementos: ansiedad erótica, excitación y orgasmo. Este elemento es la base de nuestra intimidad y para tener más sexo.

De acuerdo con Horacio Sánchez, terapeuta sexual por la Asociación Mexicana para la Salud Sexual, cuánto sexo es los “normal”, es el que no interfiere con el ritmo de vida y que no causa problemas. La frecuencia de los encuentros sexuales es asunto de cada persona, ya que cada quien es dueño de su cuerpo y erotismo.

¡Prende la llama de la excitación!

Existen aspectos y acciones de nuestra vida cotidiana que pueden contribuir a incrementar el deseo en el compañero, y por lo tanto el número de los encuentros sexuales. Si quieres tener más sexo, Salud180.com te ofrece cinco consejos científicos. ¡Chequéalos y disfruta!

  1. Aumenta la gama de colores de tu ropa. Un estudio de la Journal of Personality and Social Psychology sugiere que los hombres se sienten más atraídos sexualmente por las mujeres que visten de rojo. El hombre es muy sensible a la estimulación visual, pero las mujeres cercanas al periodo de ovulación, inconscientemente, están más excitables y utilizan este tipo de color para demostrar junto a otras señales, como tono de voz, miradas, que están en periodo fértil, por lo que están más dispuestas a tener intimidad.
  2. Buscar un buen salario. Investigadores de la Universidad de Piraeus, de la Universidad Central de Grecia y de la Universidad Partenón de Ciencia Políticas y Sociales, señalan que entre mayor salario se tenga, la frecuencia en encuentros sexuales aumenta. Esto se debe a que una persona con buenos ingresos aumenta su atractivo.
  3. Comer más chocolate. La feniletilamina o “droga del amor” es un estimulante natural presente en el chocolate que genera la liberación de serotonina en el cerebro, lo que desencadena una sensación de bienestar y relajación que nos predispone a mantener relaciones sexuales más satisfactorias. Sus efectos se producen a nivel cerebral pero no fisiológico, por lo que existe un debate acerca de si considerarlo un alimento afrodisíaco como tal.
  4. Una copa de vino. Un estudio realizado por la Universidad de Florencia señala que los componentes químicos del vino tinto pueden aumentar las funciones sexuales al aumentar el flujo sanguíneo hacia áreas “clave” del cuerpo.
  5. Café. Expertos de la Universidad de Southwestern aseguran que consumir cuatro tazas de café al día aumenta el deseo sexual en las mujeres. La cafeína estimula partes del cerebro responsables de la excitación, aunque esta reacción sólo se produce en las personas que la consumen en bajas dosis.

Recuerda, todo en la sexualidad está permitido siempre que exista respeto y confianza entre la pareja. ¡Cuídate y vive tu placer con plenitud!

Director responsable: Miguel Tapia González [director(a)zonaimpacto.cl] · Webmaster : Javier Tapia Donoso