219
26 de julio de 2010
Alejandro Jodorowsky

Frases de Alejandro Jodorowsky

Alejandro Jodorowsky

- Le preguntan qué consejo daría a la gente: "Daría tres. El primero es: haz siempre, porque si no haces, te arrepentirás, y si haces y te equivocas, al menos habrás aprendido algo. El segundo, no quieras nada para ti que no sea también para los otros. El tercero, no seas lo que otros quieran que seas, sé lo que tú eres".

- La familia, la sociedad, la cultura, nos pone en un molde... cuando nos salimos del molde empieza la curación y no solo eso, hay que hacer algo que nunca haya hecho uno y mientras más difícil... mejor.

- No me gusta el arte que diviniza el ombligo de quien lo practica.

- La mentira mayor es el ego...

- Le pido al cine lo que muchos estadounidenses le piden a las drogas psicodélicas.

- Me llamo Alejandro Jodorowsky. Mejor dicho, me llaman Alejandro Jodorowsky. Yo no me llamo nada...

- Muchos directores hacen películas con sus ojos. Yo hago películas con mis testículos.

- Nadie se ha destruido a sí mismo para hacer un poema, nadie.

- El último ser humano vivo lanzó la última paletada de tierra sobre el último muerto. En ese instante mismo supo que era inmortal, porque la muerte sólo existe en la mirada del otro.

- ... No voy a hacer el camino universitario porque el estudio universitario es la muerte del arte. Los museos y los estudios universitarios son la muerte del arte. Entonces me voy a ir a hacer el arte, que después me metan de momia en un museo, ya vendrá... pero yo no voy a meter a nadie en un museo.

- Un filósofo que no podía caminar porque pisaba su barba, se cortó los pies.

- Todavía nos queda mucho por conocer del propio hombre, sigue siendo un misterio y lo seguirá siendo, probablemente.

- No quiero nada para mí que no sea para todos.

- Comprenderse a uno mismo significa sentirse mas allá de las palabras, dejándose caer en el abismo de lo impensable.

- Sólo has de adquirir el poder de ayudar, un arte que no sirve para sanar no es arte.

- ¿Si no soy yo quién? ¿Si no es así como? ¿Y si no es hoy cuando?

- El silencio no tiene límites; para mí los límites los pone la palabra.

- Por amor no sólo copiamos los valores de nuestros padres, sino también sus enfermedades.

- A veces perder es ganar y no encontrar lo que se busca es encontrarse.

- Una vez por semana, enseña gratis a los otros lo poco o mucho que sabes. Lo que les das, te lo das. Lo que no les das, te lo quitas.

- Un maestro zen a punto de morir está rodeado de sus discípulos. Éstos le preguntan solemnemente: Maestro, ¿cuáles son tus últimas palabras? Y el maestro responde: ¡¡No quiero morir!! (Chiste que contó en "La Belleza de Pensar", programa televisivo chileno de entrevistas).

- La Belleza es el límite máximo al que podemos acceder a través del lenguaje. No podemos alcanzar la verdad, pero podemos aproximarnos a ella a través de la belleza.

- Ni tan rápido que alcances la muerte ni tan lento que ella te alcance a ti.

- La frustración está provocada por una sociedad que nos pide ser lo que no somos y nos culpa de ser lo que somos. Ahora mismo todo sigue estando dirigido por hombres, la mujer está en claro desequilibrio. Para comenzar hay que equilibrar la igualdad de hombre y mujer.

- Los sueños interpretados no son importantes. Los importantes son los lúcidos: cuando eres y te haces consciente de lo que estás soñando. El arte y la poesía también son muy importantes.

- El mundo es lo que tú piensas que es, pero el que piensa no eres tú.

- El ego es sordo. Sordo y ciego. El ego debe ser domado.

- Otorga a cada palabra raíces en el corazón.

- La palabra que describe al mundo no es el mundo.

- Cuando se abre una flor es primavera en todo el mundo.

- Cada segundo es la eternidad.

- No satisfacer los deseos no es sufrimiento, porque el prodigio es tener deseos.

- Como la del sol, tu luz es para todos, ama incluso lo que parece odioso.

- Si cierro mis manos, el agua se escurre.

- Tú me maldices y yo te bendigo.

- Se juzga al mundo proyectando en él lo mismo que uno es.

- Si no somos capaces de apreciar la belleza ajena es porque no somos conscientes de la nuestra y si no vemos más que los defectos ajenos es porque en ellos no vemos más que los nuestros.

- En un período de crisis debemos mantener la conciencia completamente despierta con el objeto de disminuir los daños.

- Hasta que una persona en esta sociedad no gana su dinero empleando su talento creativo, no puede llamarse adulto.

- Un curandero no debe recomendar una acción que él mismo no es capaz de cumplir.

- La felicidad la ubicamos en el futuro y nos damos un tiempo eterno para alcanzarla.

- Sin obstáculos nada puede adquirir la fuerza suficiente para crecer.

- Cuando aceptamos nuestra verdadera naturaleza -que siempre está en resonancia con el cosmos- y confiamos en ella, el milagro se produce. Éste podría ser definido entonces como el resultado de la aceptación de las fuerzas universales que se manifiestan en nosotros.

- Lo que queremos ser, ya lo somos.

- Todos los sistemas, debido a la incapacidad humana de conocer la realidad, están basados en creencias.

- La verdad es aquella, que por fe, decidimos que es la verdad.

- Para cambiar el mundo debemos cambiar primero nuestros pensamientos.

Alejandro Jodorowsky Prullansky (Tocopilla, 7 de febrero de 1929) es un artista polifacético chileno de origen judío-ucraniano. Entre sus muchas facetas destacan las de escritor, filósofo, dramaturgo, actor, director de cine, guionista de cómics, maestro del tarot y psicomago entre otras cosas. Su mayor aportación es quizá la psicomagia, que conjuga los ritos chamanes, teatro y psicoanálisis para provocar en el enfermo una catarsis de curación.

Director responsable: Miguel Tapia González [director(a)zonaimpacto.cl] · Webmaster : Javier Tapia Donoso