218
28 de junio de 2010
Relave El SoldadoRelave del mineral El Soldado, de Anglo American.
Mina NavíoMina subterránea Navío, durante visita de estudiantes de la UC.

Cierre de minas hará recrudecer la cesantía en Provincia de Quillota

Las empresas lo niegan, pero el cierre de las minas El Soldado, de Cobre y Navío, de caliza -ambas ubicadas en la comuna de Nogales, provincia de Quillota- provocará un fuerte aumento en la cesantía de la zona.

A la vez, hará decaer la activa vida financiera del distrito minero de El Melón (Nogales) donde se ubican las dos planas de extracción de mineral, ambas con faenas subterráneas y a rajo abierto.

Se estima en unos 700 la cantidad de trabajadores que perderán su fuente laboral, aunque las empresas "consuelan" anunciando que pagarán las indemnizaciones pactadas con los sindicatos y brindarán asistencia social y provisional a los mineros "desvinculados" como elegantemente llaman ahora a los despidos.

Mina El Soldado

La mina El Soldado extrae cobre para la transnacional Anglo American. Recordemos que durante décadas, la mina perteneció a la Compañía Minera Las Condes, que por más de veinte años sólo declaró pérdidas, pero fue adquirida por la actual transnacional en la no despreciable suma de 5.000 millones de dólares.

La empresa informó que el cierre afectará a las faenas subterráneas y obedece al término programado de esa explotación debido a que ya no resulta rentable por el alto costo y baja ley de cobre, razón por la cual los contratos con las empresas externas relacionadas a dichas labores (contratistas) "están llegando a su fin progresivamente, tal como estaba establecido en los mismos contratos".

Anglo American -a través de su gerente general, Alejandro Vásquez- sostuvo que "a la fecha se encuentran trabajando aproximadamente 190 personas en estas empresas contratistas, que fueron contratadas para la operación subterránea. La compañía ha facilitado la coordinación para que los trabajadores de estas firmas puedan ir siendo reubicados por sus empresas en otras faenas donde ellas prestan servicios y además se han presentado sus antecedentes en otros contratos de la Compañía".

Finalmente, la empresa sostiene que unos mil trabajadores seguirán explotando las vetas a rajo abierto existentes en al mismo lugar de El Melón, Nogales.

Pero los trabajadores estiman en 500 la cantidad de operarios que quedarán sin empleo a partir del 31 de octubre, fecha anunciada para el cierre del mineral subterráneo.

En declaración pública, los trabajadores subcontratados explicaron que en El Melón Anglo American cuenta con dos "áreas" mineras propiamente tal: la Mina a Rajo abierto, donde se ubican en un 95 por ciento los trabajadores de planta y la Mina subterránea, donde están el 99 por ciento de los trabajadores del subcontrato.

Señalan que la Mandante "aduce baja rentabilidad y costos altísimos, pero es sabido de todos que el precio del cobre tiene desde hace algunos años precios históricamente altos" situación que ha generado a la Compañía "ganancias y excedentes nunca vistos y que les incrementará de aquí en adelante sus riquezas cada día más", estimando que "lo que acá no existe, es voluntad para invertir en ésta mina; total, ésta da trabajo sólo a trabajadores de segunda categoría".

"Las transnacionales -prosiguen- llenan sus bolsillos con lo producido con el esfuerzo, dedicación y compromiso de los mismos obreros que hoy están desechando, sin pagar impuestos y dejando sólo contaminación, destrucción de la flora y fauna, aguas sucias, trabajadores enfermos e incluso muertes de compañeros, ya que en sólo seis años acá en el cerro han fallecido siete trabajadores".

Además, denunciaron que los despidos ya han comenzado "con trabajadores de la Empresa Tranex, que se encuentran en negociación colectiva, incluyendo la solicitud judicial de desafuero de seis directores sindicales de la misma, todo esto al amparo de la empresa mandante y la Inspección del Trabajo".

Mina Navío

Por su parte, la Mina Navío es una faena de extracción de piedra caliza -materia prima para la fabricación de cemento- y es propiedad de Mineras Melón, recientemente adquirida por el grupo peruano Brescia a la compañía francesa Lasfarge. La producción de 2007 -último año reportado en el sitio web de la Compañía- llegó a las 800 mil toneladas de cemento.

La empresa Melón informó que el cierre de Navío forma parte del plan estratégico que el Grupo Lafarge desarrolló sistemáticamente durante los últimos años para su operación en Chile. Además anunció que abrirá dos nuevas canteras de caliza para proveer de la materia prima necesaria a su planta de cementos ubicada en La Calera: una en la región de Coquimbo y la otra en la de Valparaíso, sin especificar lugares precisos.

Brescia añadió que los nuevos yacimientos permitirán reemplazar completamente la producción de Navío, en El Melón, y abastecer la demanda de caliza de la planta de cementos de La Calera por los próximos treinta años.

De igual manera, informó que el proceso de "cierre técnico" de la mina Navío se debe a que sólo tiene reservas disponibles para los próximos 17 meses. Se agrega que Lafarge, aun cuando ya no es dueña del mineral, le brindará apoyo en todo este proceso, incluyendo asistencia en las etapas de cierre de la faena minera conforme a la normativa vigente, además de un plan de remediación ambiental voluntario que contempla la reforestación de 10.5 hectáreas.

La transnacional peruana informó que ha considerado un "plan social" para los 120 trabajadores que actualmente se desempeñan en la mina y que cesarán en sus funciones a fines de marzo de 2011, para lo cual preparó un programa que incluye apoyo económico, además de asistencia previsional y social, junto con capacitación para la futura reinserción laboral y emprendimiento de los nuevos cesantes.

En tanto, dirigentes sindicales informaron que los despidos afectarán a los 180 trabajadores que se desempeñan en el interior de la mina; es decir, en los piques, además de todos los servicios externos como alimentación, mantenimiento, electricidad y transportes.

Los argumentos de la empresa sostienen que los costos de productividad de El Navío son superiores a los que registran otras yacimientos La Niña y Nilhue, del grupo Lafarge.

En este caso, además, se calcula en unos 60 trabajadores subcontratados los que también quedarán sin empleo a fines de este año.

Trabajadores ante lo inevitable

Los dirigentes sindicales de las dos grandes faenas mineras de la Provincia de Quillota han recurrido a las autoridades, pero tratándose de empresas privadas que se espera cumplirán con todas las disposiciones legales para despedir a su personal, nada pueden hacer.

Después de entrevistarse con el gobernador provincial de Quillota, Jorge Ebner, los dirigentes sindicales de El Soldado obtuvieron sólo el compromiso de "estudiar el asunto", pues el representante gubernamental no tiene facultades para interceder en favor de los mineros.

Así las cosas, resulta inminente la cesantía de al menos 700 trabajadores de la minería, incrementando los índices de cesantía que actualmente superan el diez por ciento en Quillota y el 12% en La Calera, las principales ciudades de la Provincia.

Director responsable: Miguel Tapia González [director(a)zonaimpacto.cl] · Webmaster : Javier Tapia Donoso